Para conocer cómo manejar alteraciones de conducta en demencias, primero tenemos que saber qué es una conducta y cuáles son sus causas.

Una conducta es aquello que se puede observar.

NO son conductas cuando decimos: “es agresivo”, “está deprimido”, “no colabora”.

SI son conductas cuando decimos: “insultó a María”, “llora”, “dice que no quiere mover la pierna”.

Es decir, las conductas son aquello que podemos ver, que se puede medir y describe una acción.

.

La aparición o desaparición de conductas depende de las consecuencias que obtengan y éstas consecuencias pueden ser:

  • Positivas: hace más probable que se repita
  • Negativas: hace más probable que disminuya o desaparezca la conducta
  • Neutras: no pasa nada

.

Os dejo unos ejemplos:

  • Mi familiar quiere algo — me grita — hago lo que me dice
  • Mi familiar quiere algo — me grita — le grito yo a él
  • Mi familiar quiere algo — me grita — no le miro ni contesto

Teniendo en cuenta esta situación, ahora os pregunto:

¿En qué caso volverá a gritar cuando quiera algo?

¿Cuándo su respuesta será enfadarse y ponerse agresivo?

¿ A través de qué ejemplo intuimos que intentará la próxima vez pedir las cosas sin gritar?

.

Uno de los motivos de consulta que mas me llegan es sobre la agitación. Y es que, la demencia por sí misma no explica la agitación. Por lo que, teniendo en cuenta lo anterior debemos analizar, porqué puede darse esta alteración:
.

Reaccionan con agresividad como forma de expresar necesidades que no son entendidas por el cuidador. Por ejemplo, mediante gritos o insultos pueden querer comunicar dolor o malestar.

Han aprendido que manteniendo esa conducta reciben tal consecuencia. Por ejemplo, gritando reciben atención del cuidador, pero es ignorado cuando está tranquilo. El cuidador refuerza así la conducta de gritar, más que la de permanecer tranquilo.

Toleran menos el estrés, por lo que sobrepasando ese límite (que está más bajo que antes), se pone en marcha la agitación. Por ejemplo, si se frustran por ser incapaces de manejar dinero, desencadenará en gritos.
.

Entonces, teniendo el qué y el porqué, ¿ cómo podemos manejar alteraciones de conducta en las demencias?.

Las técnicas más habituales son:
  • Controlar el ambiente
  • Desglosar una actividad paso a paso
  • Uso de una comunicación eficaz: de esto hablé en otro post. Podeis consultarlo pinchando aquí.
  • Técnica de la extinción
  • Redirigir la atención
  • Sobrecorrección
  • Reforzamiento diferencial de otras conducta
  • Tiempo fuera

.

Referencias bibliográficas:

Boada, M., Cejudo, J. C., Tárraga, L., López, O. L., & Kaufer, D. (2002). Neuropsychiatric Inventory Questionnaire (NPI-Q): validación española de una forma abreviada del Neuropsychiatric Inventory (NPI). Neurología17(6), 317-323.

International Psychogeriatrics Association, Behavioral and Psychological Symptoms of Dementia (BPSD). Educational Pack. 2004.

Levy, R., & Dubois, B. (2006). Apathy and the functional anatomy of the prefrontal cortex–basal ganglia circuits. Cerebral cortex16(7), 916-928.https://doi.org/10.1093/cercor/bhj043

Olazarán-Rodríguez, J., Agüera-Ortiz, L. F., & Muñiz-Schwochert, R. (2012). Síntomas psicológicos y conductuales de la demencia: prevención, diagnóstico y tratamiento. Rev Neurol55(10), 598-608.

Szulik, J. (2001). Síntomas comportamentales y psicológicos de las demencias (SCPD). E RTE V X12(44), 107.

.

Si quieres ampliar información sobre cómo manejar y aplicar estas técnicas, , no dudes en ponerte en contacto en mi consulta de Psicología | Neuropsicología en Logroño – Nájera, La Rioja.