¿Cómo es el proceso de adaptación a una residencia?

Después de mucho meditar, preguntar y pedir información, has decidido ingresar en una residencia a tu familiar. Multitud de dudas vienen a la cabeza sobre cómo es la adaptación a una residencia.

.

¿estará bien?

¿querrá volver a casa?

¿notará la diferencia?

.

Las personas mayores, en contra de lo que muchos suelen pensar, disponen de recursos para afrontar los eventos vitales estresantes. Durante toda su vida han desarrollado competencias, habilidades y estrategias de afrontamiento.

.

Un factor determinante para un buen afrontamiento del ingreso es la percepción de control que tenga la persona mayor sobre el entorno y las circunstancias. Y es que esto, influye en la calidad del proceso de adaptación a una residencia.

.

Además, la voluntariedad del ingreso, el estado de salud y la preparación previa al ingreso, son factores determinantes. Los casos en los que la familia no informa claramente es un caso probable de situación problemática. Muchas veces, se intenta incluir al profesional en la trama creada y no proporcionar información real es un determinante para el futuro.

.

Poco a poco la persona mayor se irá integrando e irá encontrando su papel en el centro, con ocupaciones, tareas y responsabilidad, evitando la imagen y sensación de mero receptor de servicios. Sin embargo, lo ideal es que sea el centro quien se adapte al residente, nunca al revés.

.

Todo ello, establece las bases para un buen proceso de adaptación una residencia.

.

Las familias tienen un proceso paralelo de adaptación a una residencia 

.

Pero no sólo los residentes tienen un proceso de adaptación, también sus familiares transitan su propio proceso de adaptación.

.

Una vez tomada la decisión se percibe como una pérdida de rol de cónyuge o hijo. A nivel emocional llega la culpa, el enfado, el miedo o incluso el alivio. Verbalizar los sentimientos e incrementar la comunicación con los profesionales y la información sobre el tipo de cuidados que se recibirán, ayudan a paliar dichos sentimientos.

.

Muchas veces, para afrontar los sentimientos de culpa e inseguridad y para intentar superar esas dificultades para adaptarse al nuevo rol, existe una sobreatención e hiperdedicación al familiar institucionalizado.

.

Las residencias suelen tener grupos de apoyo familiar y programas psicoeducativos sobre el envejecimiento sus enfermedades. Participar en ellos ayuda a la nueva definición de las responsabilidades familiares.

.

El proceso de adaptación familiar a la residencia concluye con un buen equilibrio entre las necesidades propias y las del familiar. Se trabaja la aceptación del cambio, del deterioro y de la futura pérdida.

.

La vulnerabilidad emocional se ha superado y los sentimientos de culpa, aunque nunca desaparecen del todo, se aceptan y se afrontan mejor.

.

Si quieres ampliar información sobre cómo gestionar el ingreso en residencia de tu familiar, no dudes en ponerte en contacto en mi consulta de Psicología | Neuropsicología en Logroño – Nájera, La Rioja.